sábado, 31 de agosto de 2013

Truco para desatascar el inodoro sin coste alguno

Los atascos del inodoro, WC, water o como queráis llamarlo, son frecuentes, sobretodo desde que se han puesto de moda las toallitas húmedas que en teoría se deshacen en contacto con el agua pero que en realidad no lo hacen de forma inmediata. Cuando esto ocurre estamos ante un doble problema : no podemos utilizar el inodoro y además corremos el peligro de inundar la casa si por error volvemos a vacíar el depósito sin recordar que el anterior agua aún no ha salido por la tubería.
Si queréis evitar la compra de productos químicos que son muy pocos eficaces o tener que llamar al fontanero, aquí os presento una solución tan simple y sencilla que seguro que al probarla os daréis de cabezazos contra la pared "si la hubieráis sabido antes".
Necesitáis en primer lugar una fregona o una escobilla de inodoro (mejor lo primero). La encerráis en una bolsa de basura o de la compra que no tenga ninguna perforación, simplemente para que no se moje con el agua, probablemente sucia, que no se habrá vaciado todavía. El sistema funciona igual sin dicha bolsa.
Metéis la fregona dentro del agua y tapáis el agujero del fondo que conduce hacia la tubería del desagüe. Cuando está bien tapado, levantáis de golpe la fregona y con un ruido seco el agua bajará de golpe quedando el inodoro perfectamente desatascado.
El por qué ocurre esto es simple : al presionar la salida del inodoro con la fregona y liberarlo de golpe hacemos el vacío y el atasco no puede soportar la presión del agua que llena la taza. Tened en cuenta que a veces el atasco permite el paso del agua pero de una manera lenta, así que a lo mejor la taza se ha vaciado en poco tiempo. Para que este sistema funcione la taza del inodoro debe estar completamente llena para que el peso que soporte el atasco sea el máximo posible. ¿A que es fácil?